Tanto si eres de los que navegas bajo horarios y jefes y estás esperando las vacaciones como agua bendita como si ya has abandonado el barco de la nómina y te vas de vacaciones porque tus clientes también lo hacen, hoy quiero compartir contigo algunas actividades, lecturas y ejercicios pensados para reinventarte en vacaciones, considerando reinvención al proceso de cambios internos que te impulsarán a realizar acciones distintas para así atraer circunstancias y entornos diferentes y, en consecuencia, emociones más sanas y prósperas a tu día a día. El objetivo: que el próximo verano te sientas orgullos@ de tu crecimiento, realizad@ y más feliz.

Da por supuesto que si aparece en la lista es porque yo lo he hecho en veranos anteriores y me ha funcionado 😉

  1. Haz una lista de todo aquello que te gustaría que en un año fuese diferente a lo que es hoy, y cómo te gustaría que fuera. Llévala siempre en tu cartera.
  2. Si no lo has hecho, lee el libro (o escucha el audiolibro mientras caminas por la playa y haces ejercicio) La experiencia descubrimiento, de John de Martini, y haz los ejercicios correspondientes.
  3. Medita media hora todos los días, con el móvil apagado (o en modo avión). Esto es, dedica el 2% de tu día a estar contigo, en silencio, sin pensar en nada, sólo prestando atención a las sensaciones que recorren tu cuerpo.
  4. Si no lo has hecho ya, ve la película El cambio“, de Wayne Dyer (a ser posible con tu familia).
  5. Mírate al espejo y échate piropos: dite a ti mism@ cuanto vales, qué coraje y qué valentía eres, y todo lo que has sido capaz de conseguir y superar en tu vida.
  6. Ríete. Con motivo o sin motivo, pero ríete. Ríete de ti, de tus errores, de tus anécdotas, de la vida, de chistes o videos que encuentres en Google, de un monólogo… ¡ríete!
  7. Practica yoga, pilates o simplemente estírate. Si no puedes hacerlo en un centro o gimnasio, hazlo en casa. 10 minutos, al levantarte, de estiramientos, mejoran tu musculatura, tu aparato digestivo, tu elasticidad… ¡todo!
  8. Pinta, dibuja, colorea, cocina, baila, canta, escribe, escucha música... el arte que más te guste, desarróllalo. Durante este tiempo, no pienses en ninguna obligación, no uses la tecnología y no te culpes por no estar haciendo otra cosa “más productiva”. Disfruta y punto.
  9. Toma un zumo verde cada mañana, o al menos un vaso de agua con limón. Depura y prepara a tu cuerpo para el tinto de verano, el pescaito frito y todos los helados que no vas a perdonar! Yo me los hago con melón, limón, perejil, manzana, jengibre, cúrcuma y mucho hielo. ¡Riquísimos!
  10. Escucha tantas conferencias como puedas de Sergio Fernandez en YouTube. Me encanta este hombre. Todas sus charlas son distintas, y todas aportan muchísimo valor.
  11. Apúntate a un curso de una nueva disciplina, o algún tema en el que quieras especializarte: marketing, coaching, guión mental personal, seducción y tantra, reiki, constelaciones familiares, PNL, oratoria, inversiones,… ¡lo que sea, mientras amplíe el tamaño de tu mente!
  12. Piensa en construir una nueva fuente de ingresos: si tienes dos, encuentra una 3º. Si tienes 5, encuentra una sexta. Estancarse y acomodarse, ¡nunca!
  13. Escribe una carta a tus padres agradeciéndoles por haberte transmitido la vida, y haberte educado lo mejor que supieron / pudieron (lo que no significa que lo hicieran bien). Si están vivos, no dudes en dársela o incluso leérsela. Si no, igualmente la recibirán 🙂
  14. Escríbete una carta a ti, con la fecha futura en la que volverás a leerla. Cuéntate en ella cómo te sientes, qué quieres conseguir, quién eres, a qué personas quieres atraer, y cómo lo vas a hacer. Funciona bien dársela a tu pareja o tu mejor amig@ para que en esa fecha te la entregue, además de para que conozca y te apoye con tu compromiso.
  15. Y por último… ¡haz mucho el amor, pensando sólo en ti y tu disfrute! Igual que no puedes hacerl@ feliz, tampoco puedes darle placer si ella misma no se lo permite. ¡Y esto no aplica sólo a vacaciones!

 

Como siempre, si esto te sirve, compártelo con tu gente. Para mi es un precioso gesto de agradecimiento, y a ellos les ayudaremos a crecer entre todos 🙂 Yo la semana que viene me voy a Ibiza… ¡a hacer todo esto, continuar con el libro y probar nuevas tareas para el año que viene actualizar la lista!

Feliz veranooooooooooo mis amores!!!